Cuando los primeros educadores implementaron el sistema de tareas domiciliarias estaban lejos de imaginar cuanto estrés iban a llevar en el futuro a muchas familias. Las causas de este estrés ligado a los deberes pueden ser múltiples y diversas: el ritmo de vida de las familias ha cambiado, la carga horaria escolar de los niños ha aumentado e indudablemente, hay mucho más para aprender hoy que hace 40 años, hay docentes que se exceden en el monto de tareas domiciliarias, hay familias que no logran organizarse adecuadamente y hay niños que no han aprendido a postergar las gratificaciones o esforzarse en el trabajo. De hecho, muchos padres y muchos estudiosos se preguntan si los deberes siguen siendo necesarios y útiles.

Objetivos de los deberes
Volver a pensar sobre el objetivo último de los deberes puede ser un buen comienzo para replantearse el tema.
Las ventajas potenciales de la tarea domiciliaria son múltiples:
• Practicar conceptos y habilidades aprendidos en clase
• Aprender a buscar más información, a profundizar, jerarquizar y a integrarla
• Desarrollar y fortalecer hábitos de estudio autónomo y de autodisciplina: aprender a organizarse, a administrar el tiempo, a posponer gratificaciones por un objetivo de trabajo.
• Permitir que los padres conozcan el nivel y estilo de trabajo de su hijo y darles la posibilidad de intervenir si lo consideran necesario y/o útil.
• Ofrecen una buena oportunidad para demostrar el apoyo y la valoración que la familia otorga al aprendizaje
• Pueden ser la manera de ampliar el entorno de aprendizaje , haciéndoles vivir a los niños la experiencia de que aprender es algo natural que no es del exclusivo ámbito escolar

La siguiente pregunta sería: ¿se cumplen estos objetivos? En parte si, y en parte no. Muchas veces estas metas quedan abolutamente desvirtuadas . Muchos niños pierden su única posibilidad de tener tiempo de juego, de actividad física, de distensión y de interacción familiar fructífera por hacer deberes.
Para muchos, la afirmación que los deberes estimulan la autodisciplina es un mito y deberíamos creerles si vemos qué es lo que pasa en muchas familias: padres persiguiendo amenazantes a los niños para que hagan la tarea, obligándolos o sentándose a hacerlos con ellos u otras veces haciéndoselos directamente o pagando a quien lo haga. Nada más lejos de fortalecer la autonomía y el gusto por cumplir con la tarea y por aprender que estas torturas cotidianas de tantos hogares.
En cuanto a las ventajas académicas, muchos se preguntan cuánto más aprende un niño por hacer una hoja de cuentas o cuánto aumenta su vocabulario por aprender de memoria una lista de palabras. ¿No será más útil que le quede tiempo para leer por placer? ¿O para conversar con su abuelo? ¿Sería mejor que le quede tiempo para acompañar a su padre al supermercado e ir calculando cuanto van gastando?
Hay tareas domiciliarias que presentan un inconveniente adicional. Algunos docentes encargan tareas para ser hechas “en familia” o “con los padres”, lo que puede significar una pesada sobrecarga para la realidad de muchas familias que carecen del tiempo necesario para cumplir esta actividad en el clima adecuado.
¿Desaconsejamos entonces los deberes? No. Proponemos que se usen bien, basándose en las necesidades y realidades de los niños y sus familias.
Los deberes útiles son aquellos que:
• pueden efectivamente ser realizados por el niño solo, con la eventual supervisión de un adulto, pero sin su imprescindible presencia. Para ello es muy importante comunicar claramente cómo deben hacerse , asegurarse que el niño entiende y dar alternativas para cuando no logre hacerlos
• ocupan un tiempo prudencial, que implica hacerse un lugar y un espacio en el tiempo fuera de la escuela pero que no impiden las actividades extraescolares, incluído el ocio. Hay quienes proponen una regla básica para calcular aproximadamente el tiempo que debe insumir la tarea domiciliaria: no más de 10 minutos por día en primer año , e ir subiendo 10 minutos por día por cada año escolar, ya que cualquier beneficio se pierde si hay sobrecarga de trabajo. La cantidad de deberes varía mucho de institución en institución y aún de docente en docente. Es necesario que haya una política expresa y explícita de deberes en cada institución, que surja de la filosofía pedagógica de cada institución, así como de sus objetivos formativos. Esto permitiría además a los padres poder elegir la institución que más se adecua a sus expectativas y posibilidades.
• tienen sentido para el trabajo que se está haciendo en la escuela
• implican actividades variadas de modo de aprovechar diferentes recursos y practicar distintas habilidades
• permiten desarrollar y fortalecer diferentes capacidades útiles de organización y planificación, para lo cual es recomendable la asignación de tareas para entregar a corto y también a mediano plazo
• el docente corrige siempre. Se destaca la importancia de que el docente siempre dé una devolución de la tarea domiciliaria y cuanto más inmediata, mejor. De no ser así el niño recibe el mensaje de que poco importa hacerlos o no hacerlos.
Algunas guías para el mejor aprovechamiento de la tarea domiciliaria

• Uno de los objetivos más importantes en la realización de los deberes es que el niño los haga por sí mismo. Para que ello suceda hay que enseñarles desde chiquitos que los deberes domiciliarios son una prioridad a la que hay que hacerle un tiempo y un lugar. La valoración que sus padres y maestros hagan de su comportamiento responsable va a ser clave para que se instale y se mantenga.
• Es imprescindible que se puedan hacer en una atmósfera tranquila: sin peleas, sin enojos ni amenazas. Si bien es importante que el niño cumpla con los deberes domiciliarios, hay que tener claro que no es buena cosa pagar cualquier precio para que se hagan. No puede pagarse el precio de la autoestima ni del respeto mutuo ni de la adecuada relación padre-hijo.
• La elección del lugar para hacer los deberes es fundamental. Debe generarse o encontrarse un lugar tranquilo y confortable, donde haya pocas cosas que puedan distraer la atención del niño. Bajo ningún concepto deben hacerse con la TV encendida ni chateando ni con el celular en la mesa recibiendo mensajes. Para algunos, trabajar en la cocina cerca de donde sus padres están haciendo la cena les da la seguridad que necesitan. Para otros, la soledad de un escritorio es lo que funciona.
• Dentro de las estrategias de organización que favorecen a los niños está la de anticipar lo que necesitará para la tarea y procurárselo antes de comenzar.
• Cada familia puede acordar cual es el mejor momento para hacerlos. Algunos prefieren hacerlo apenas llegan de la escuela, otros luego de un descanso. Lo importante es que se acuerde la oportunidad con anticipación, pensando qué es lo mejor para el niño y la vida familiar y luego que se cumpla. Para algunos, puede ser necesario establecer un plan de estímulos para crearle el hábito deseado.
• El rol de los padres en la realización de los deberes debe ser el rol de un “entrenador”: da las estrategias, enseña tácticas, supervisa y alienta. No debe ser ni un vigilante ni un juez ni un esclavo y ni siquiera un maestro. Debe ser una madre o un padre que le genera al hijo el mejor clima para que el hijo haga por sí mismo lo que tiene que hacer.

Dra. Natalia Trenchi

3 Respuestas a “Cómo devolverle a “los deberes” sus cometidos olvidados”
  1. MARTA NUÑEZ CALISTO dice:

    Como docente estoy muy de acuerdo con tu opiniòn en cuanto a los deberes.Pero en lo personal como educadora creo son pequeñas herramientas que damos a los niños de comenzar a tener responsabilidades. La familia debe conocer èstas y ser concientes que son actividades PARA EL NIÑO Y DEBEN SER HECHAS POR EL NIÑO bajo la supervisiòn de papà o mamà. Y TODOS los padres por mucha actiovidad que puedan tener deben compartir ese momento con sus hijos.Mi mamà era telefonista( trabajaba 6 hs. diarias) y siempre tuvo tiempo para acompañarme en mi tarea domiciliaria. ¡Cuando los deberes eran con tinta….hojas Tabarè” ……y mapas hechos a mano!!!!!!!!! ja ja ja Un beso y felicitaciones por sus aportes.

  2. Anónimo dice:

    new payday lender…

    Such mortgage services aren’t doubt very good loan providers that one can apply for during dollars crunches and also emergencies…

  3. Anónimo dice:

    http://www.paydayloansnocreditchecksuper.co.uk/

    I have a a identical crucial thing is provision….

  4.  
Deja una Respuesta